DETECCIÓN TEMPRANA
  

 
 
SEÑALES DE ALERTA PARA LA DETECCION TEMPRANA
 

Segun el centro para control y prevencion de enfermedades por sus siglas en ingles ( CDC ) La edad de comienzo de una intervención puede ser un indicativo relevante del pronóstico del desarrollo del niño, de manera que a más temprana edad, el pronóstico será más positivo. Por este motivo, el diagnóstico precoz (o simplemente detectar la necesidad de estimulación temprana) es tan importante para nuestros niños.

Los padres o personas más cercanas a los niños son los que tienen las primeras sospechas y los que son susceptibles a los primeros síntomas. Pero, cuando acuden a sus médicos para informales de la preocupación, tienen que insistir para ser derivados a especialistas o consultar a otros médicos de manera privada, ya que, normalmente les recomiendan esperar por si lo que ocurre es un leve retraso en el desarrollo. 

Actualmente, cada vez llegan casos de niños más pequeños a los centros tanto para buscar un diagnóstico como un tratamiento para los síntomas detectados.

Algunas investigaciones han concluido que existen síntomas tempranos, aunque en ocasiones son difíciles de detectar. Uno de los síntomas más estudiado es el contacto ocular.

Investigadores de Estados Unidos (de la Universidad de Medicina de Emory, Atlanta), comprobaron, a través del análisis de videos de interacciones de los niños diagnosticados de autismo, que entre los 2 y 6 meses de vida presentaban una disminución de la atención y del contacto visual con las personas.

El Doctor Jones y su colaboradora Ami Klin hicieron un estudio con 59 bebés con un alto riesgo de ser diagnosticados (por ser hermanos de niños con autismo) y 51 de bajo riesgo. En los 13 niños que finalmente fueron diagnosticados pudieron observar que el contacto ocular empieza a ser deficitario a partir de los 6 meses. Aunque, como es evidente, es necesario valorar otros déficits del desarrollo.

Estas investigaciones nos muestran que el autismo (o algunos de sus síntomas) se puede detectar a edades muy tempranas. El diagnóstico es importante y necesario, aunque suele ser arriesgado establecerlo en el primer año de vida. En cualquier caso, lo relevante es poder definir los síntomas al inicio de la vida de un niño, independientemente de la etiqueta que se le ponga, lo cual permitirá iniciar la intervención en edades más tempranas de manera que el niño sea estimulado evitando que llegue a producirse un gran desfase respecto a otros niños de su edad.

Primeras señales de alarma:
 
1. No responde a su nombre:
 
Los niños de 12 meses son capaces de responder al nombre. Se recomienda consultar con los médicos si el niño no es capaz hacer un gesto tras escuchar su nombre.
 
2. No señala:
 
Con 14 meses los niños son capaces de señalar cosas que desean o llaman su atención, por ejemplo: una caja de galletas, una ambulancia que pasa con la sirena puesta,…
 
3. Tiene retrasos en el lenguaje:
 
Deberíamos considerar señales de alarma (para estimularlo lo antes posible) si a los 12 meses nuestro niño no balbucea, o no silabea; si a los 16 meses no emite ninguna palabra o si no hace frases de dos palabras a los 24 meses.
El diagnóstico de TEA se caracteriza por un déficit en la comunicación que se puede “salvar”, en la mayoría de los casos, con una intervención efectiva y temprana.
 
4. Evita el contacto visual y juega solo:
 
Si un niño no mira a los ojos cuando se le habla es una señal de alerta. También lo es que no muestre interés por otros niños (a edades tempranas los niños no juegan con otros, pero sí son capaces de mostrar interés y compartir el espacio).
 
5. No realiza juego simbólico ( juego imaginativo ):
 
Juegos como rodar un coche o dar de comer a los muñecos deben estar en el repertorio de un niño a los 18 meses de edad.
 
6. No utiliza funcionalmente los juguetes:
 
En vez de realizar juego simbólico, es habitual que algunos niños utilicen los juguetes de manera inadecuada, por ejemplo, dando vueltas a las ruedas de un coche en vez de hacerlo rodar por el suelo, dar golpes con los muñecos, apilar o alinear los bloques de construcción en lugar de simular estar construyendo algo (incluso, en alguna ocasión, puede apilarlos siguiendo siempre un mismo orden que si se le cambia puede llevar a que el niño se enfade y no lo tolere),…
 
7. Tiene dificultad para expresar sentimientos:
 
El niño con autismo tiene dificultad para expresar sus sentimientos y para comprender los sentimientos de los demás.
 
8. Movimientos motores repetitivos:
 
En muchas ocasiones los niños con trastorno del espectro autista presentan movimientos del cuerpo (como balanceo o giros sobre sí mismo), movimientos de aleteo con las manos,…. Cuando estas conductas se dan con alta frecuencia se debe consultar con el especialista.
 
9. Se irrita fácilmente por cambios mínimos:
 
Puede que los niños no toleren cambios en la rutina habitual, o en la utilización de otro cubierto o vaso para comer o beber, o ir por otro camino a determinado lugar, pintar con otro rotulador porque el anterior se ha gastado… Son conductas relacionadas con cierta inflexibilidad conductual que no siempre está presente en los niños diagnosticados de TEA.
 
10. Reacciona de forma extraña:
 
En algunas ocasiones el niño puede gritar de manera exagerada ante cualquier estímulo externo. Puede reírse o gritar sin ningún motivo aparente.
 
11. Presenta conductas obsesivas:
 
Algunos niños con trastornos del desarrollo pueden presentar conductas obsesivas como ver repetidamente una determinada imagen de un video o solo los créditos; o solo tolerar ver un video concreto y no aceptar ver otros.

Todas las mencionadas son conductas que pueden hacernos saltar la señal de alarma de manera que podamos intervenir de la forma más temprana posible, evaluando dónde se está produciendo un déficit e inmediatamente enseñarle las estrategias necesarias de manera que no se interrumpa su aprendizaje y por lo tanto se evite el distanciamiento respecto a los niños de su edad.
 
BIBLIOGRAFIA
 
http://www.guiasalud.es/egpc/autismo/completa/documentos/anexos/anexo04.pdf
http://www.cdc.gov/ncbddd/Spanish/autism/screening.html